Noticias

Usos industriales del cáñamo

El cáñamo es una planta bastante versátil que se ha utilizado a lo largo de la historia en diversas situaciones. Existen referencias de su uso en China hace más de 8000 años y en las velas de las carabelas de Cristóbal Colón. También se dice que la fibra de cáñamo fue utilizada en la bandera estadounidense y en los papeles con los que se declaró la independencia de E.U. Además lo que se conoce actualmente como cuerda de yute, la cual es una fibra 100% reciclable y biodegradable, reemplazó, aunque no del todo, al cáñamo en la elaboración de cuerdas. 

Los usos prácticos de esta planta no se quedaron en el pasado, ya que en la actualidad ha sido de utilidad para una amplia gama de industrias, como la textil, alimentos, construcción y automotriz. Además, es legal cultivar cáñamo en la Unión Europea siempre y cuando no supere el 0.2% de THC, entre otros requisitos.

El cáñamo es un cultivo ideal ya que es muy resistente, requiere de poco trabajo y costo y sirve de alternativa de materias primas como el petróleo y madera. La planta también tiene grandes aplicaciones medicinales, biodegradables y reciclables, la cual la hace una opción perfecta para invertir. Esta planta, la cual tiene más de 10 mil aplicaciones y según un reporte de Grand View Research, un tamaño de mercado global capaz de alcanzar los 10,600 millones de dólares para el 2025.

Los usos del cáñamo en las industrias son varios. En la industria textil, el cáñamo se considera una fibra textil larga, suave y resistente, la cual puede abarcar diferentes calidades: de áspera a suave. También es aislante, fresca, absorbente y duradera. La planta tiene ventajas hasta al momento de plantación, ya que necesita de la mitad del área que el algodón para producir la misma cantidad y ocupa menos fertilizantes, químicos y agua.

El cáñamo también es reconocido por su producción de celulosa, la cual se utiliza para hacer no sólo papel, sino uno más resistente que el tradicional, creando así una buena alternativa para la deforestación. Esto debido a su rápido crecimiento a comparación de los árboles, causando un impacto ecológico menor al momento de talar las plantas. También es importante notar que una hectárea de cáñamo produce de cuatro a cinco veces más material que una de árboles comunes.

La industria automotriz también utiliza esta gran planta debido al aglomerado que se puede producir con ella, creando piezas de gran resistencia y versatilidad que permiten hacer revestimientos de interiores, pastillas para frenos, fundas para asientos o elementos de la carrocería. Estos aglomerados también se utilizan en la construcción de piezas para aviones. Las marcas que incorporan este material en sus vehículos son, por ejemplo: BMW y Audi.

Relacionado a la automotriz, el cáñamo es también utilizado para hacer biocombustible para utilizarse en cualquier motor diésel. En la década de los 30, Ford contaba con una planta de producción de biodiesel a partir de biomasa de cáñamo. Con este método, la planta puede producir aproximadamente 780 litros de aceite por hectárea: cuatro veces más que la soya. Además, el resto de la biomasa utilizada para el combustible puede ser utilizada para la producción de etanol, un alcohol clave para la creación de biocombustible. Según un estudio del 2010 de la Universidad de Connecticut, el aceite de cáñamo tiene una tasa de conversión a diésel del 97%. 

Si buscas obtener más información acerca del cannabis y sus derivados, visítanos en CDM.


¿Estás interesado?

Si buscas asesoría para emprender tu negocio, nosotros te apoyamos en cada paso del proceso tanto legal como empresarial. Somos un equipo especializado a tu favor. Platicanos tu caso.

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Noticias
CDM Academy
CDM +
Servicios